Un equipo 'de andar por casa'