¿Qué se envidian Messi y Cristiano? La ‘pelusa’ de los mejores jugadores del mundo