El entrenador del Calahorra agrede al árbitro, de 15 años, y le amenaza con tirarle al río