Las enfermerías del Madrid y del Atleti se van vaciando de cara al derbi en el Calderón