Un emocionado Cristiano Ronaldo fue homenajeado en Funchal, su ciudad natal