El clásico se juega en las redes sociales