La impresionante despedida de los fans blancos en el aeropuerto de Barcelona