El clásico más 'intrascendente' acaba en polémica y roja para Valdés