Piqué es el mejor termómetro del Barcelona de Luis Enrique