Papeles cambiados en el Clásico: El Madrid del toque sucumbió ante el Barça más directo