Neymar llega al Santiago Bernabeu, donde pudo haber jugado como local