Luis Suárez, clásica pesadilla para el Real Madrid