El Barça pagó cara su defensa en cuadro para el Clásico