Así fue el Clásico de Mateu Lahoz: controló el partido pero no dejó contento a nadie