Bale, el gran señalado del Clásico: se aisló en ataque, defendió poco y perdonó el gol