Más de 2.500 efectivos vigilarán la final de Copa y se prohibirá el paso de camiones por el Calderón