El Barça perdería los mismos puntos sin los goles decisivos de Mathieu y los de Messi