El emotivo discurso del ministro de exteriores brasileño en el estadio del Atlético Nacional