Así fue el discreto y dudoso derbi de Cristiano