Las siete diferencias del Barça: del estado de emergencia al entorno ideal