La despreocupación de Luis Enrique ante la crítica situación entre los porteros del Barça