Así es el desorbitado contrato entre Nike y Barcelona