La decepción de los jugadores del Barça: ahora toca centrarse en la Liga y la Copa