La cuenta atrás de Gareth Bale: dos semanas para estar al 100% ante la Roma