Koundé se viste de delantero, Rakitic castiga a su exequipo y el Sevilla se lleva la victoria ante el Barcelona (2-0)