El Rayo supera en pegada a un ambicioso Bergantiños para seguir vivo en la Copa del Rey