La protesta que se espera en el Calderón: gran pitada al himno y lucir la estelada