Gerad Piqué llega al Clásico sabiendo que el Bernabéu le “tiene ganas”