Los jugadores del Racing siguen determinados a no jugar la Copa