Messi deja sentado a Unai Simón y se suma a la fiesta goleadora del Barça (0-3)