El Athletic vuelve a dar una gran clase magistral de deportividad en la derrota