La decepción de los jugadores del Sevilla: lágrimas y orgullo por la afición de Nervión