El Barça quiere apuntillar al Madrid