Ter Stegen le adivina las intenciones a Ocampos y le para el penalti