Braithwaite lleva al Barcelona a la final de Copa con un cabezazo en la prórroga (3-0)