El Athletic sueña con la Copa