Valencia-Atleti: un partido de Copa del Rey con sabor argentino