Torres, a su estadio talismán: dos dobletes y la sentencia del Chelsea en Champions