El Sevilla hurga en la herida del Betis y mete un pie y medio en los cuartos de Copa