Piqué y Javi Martinez, frente a frente