Messi no brilla marcando pero decide la Copa con dos asistencias a Jordi Alba y Neymar