El Málaga, dominador claro