Madrid está dividido, pero... ¿con quién va el resto de España?