El Madrid mira el lado bueno del KO: más descanso y a centrarse en Liga y Champions