Llorente marca el ritmo en el Athletic