Isco no encuentra su magia pero la afición le muestra todo su apoyo