Emery y Sevilla, sinónimo de final: la de Copa sería la quinta a la que llegan juntos