Falcao y Cristiano, cracks en sus finales