El Atlético deja encarrilada la eliminatoria