El Athletic contó en Málaga con un fan absoluto que animó con camisón y gorrito